Ecuador

Un país mega diverso. Ecuador forma parte de estos países privilegiados, con no más de 250.000 Km2 (la mitad de España), siendo el más diverso con relación a su tamaño. Su peculiar localización justo bajo la línea ecuatorial y su irregular geografía, que varía radicalmente desde el nivel del mar hasta los 6.800 metros que tiene el volcán Chimborazo, hacen de este país un lugar único en el planeta. Por ello, quien visite Ecuador puede experimentar en un mismo viaje casi todos los tipos de ecosistemas que existen en el mundo: nieves perpétuas de sus imponentes volcanes, selva amazónica, páramos, manglares, desiertos, bosques nublados… Sin dejar de mencionar el exclusivo archipiélago volcánico de las Galápagos.

La sierra ecuatoriana

Los sistemas montañosos que cruzan Ecuador de norte a sur, considerado como la Cordillera de los Andes Ecuatoriana, han ido formando a través de los siglos un corredor interandino, conocido como la sierra ecuatoriana. Gracias a los desniveles que existen dentro de este corredor, sus microclimas y sus tierras fértiles, entre otros factores, han hecho de la sierra ecuatoriana una región donde han podido florecer numerosas y avanzadas civilizaciones, como la Caranqui y la Inca, que más tarde fueron conquistadas por los españoles, lo cual ha dado fruto a una riquísima mezcla de costumbres y tradiciones que representan hoy en día parte muy importante de lo que es Latinoamérica y su identidad.

Para conocer más a fondo esta sierra, su flora y fauna, y disfrutar de la amabilidad de sus gentes, de su gastronomía y sus tradiciones, existen dos haciendas de ensueño donde sus dueños acogen familiarmente a sus visitantes: Zuleta y San Agustín de Callao.

A la sierra ecuatoriana también se la conoce como la Avenida de los Volcanes, ya que sus conos nevados aparecen majestuosamente de forma impredecible para saludar al viajero. Los más osados pueden escalar sus cimas, que están por encima de los 5.000 metros, con diferentes grados de dificultad y paisajes muy diversos. Algunos de los más interesantes son el Cotopaxi (5.897 mts.), el Cayambe (5.790 mts.), los Ilinizas (5.266 mts.), el Sangay (5.230 mts.). o el Chimborazo (6.310 mts.).

Oriente, la vida en la selva

El oriente ecuatoriano representa menos del 2% de la cuenca hidrográfica del río Amazonas, pero su accidentada situación geográfica y su cercanía a la Cordillera de los Andes hacen de esta pequeña región ecuatoriana uno de los puntos más importantes, más frágiles y más vulnerables de diversidad ecológica en el mundo.

Dentro de este territorio se han desarrollado y evolucionado durante cientos de años nueve grupos indígenas, cada uno con sus propias costumbres e idiomas. Hoy en día estos grupos han tenido que adaptarse a un mercado global para poder sobrevivir. Una manera exitosa de adaptación ha sido el ecoturismo, el cual les ha permitido conservar muchas de sus costumbres, tradiciones y entorno ambiental, y también ha permitido que gente de otras culturas pueda experimentar, con todas las comodidades occidentales, la bella y majestuosa diversidad de esta región.

Islas Galápagos, el final del Génesis

¿Qué se puede decir de las Islas Galápagos que no se haya dicho ya? Las Islas que inspiraron a Darwin para escribir su aclamado y muchas veces criticado El origen de las especies, son un lugar mágico en este planeta.

El archipiélago volcánico de Las Galápagos es uno de esos lugares donde todavía coexisten humanos y naturaleza en armonía, donde se conservan intactas áreas naturales, donde se puede ver cómo la vida nace, crece y muere. Un destino obligado que todo amante de la naturaleza debe visitar por lo menos una vez en la vida.

PERSONALIZA TU VIAJE

Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Google PlusVisit Us On PinterestVisit Us On YoutubeVisit Us On Linkedin