Asia

Myanmar – Tailandia

previous arrow
next arrow
Slider

Situada en el misterioso corazón de Asia, comenzaremos a explorarla desde su capital, Yangon, donde sentiremos bajo nuestros pies el sol de la mañana calentando el suelo de mármol de la pagoda de oro Shwedagon, una de las más veneradas del país, cubierta de imágenes de dragones, demonios, columnas de oro, puertas abovedadas…Llegaremos a Mandalay, antigua capital birmana, donde sentiremos la atmosfera de profunda religiosidad y de gente que no renuncia a sus propias tradiciones.

A través del rio Irrawaddy podremos navegar hasta el corazón de la antigua Birmania, y llegaremos a Bagan, una de las ciudades arqueológicas más importantes del sur de Asia, que contiene cerca de 2230 monumentos, entre pagodas, estupas, templos que se remontan al siglo XII. El pueblo flotante de lago Inle y sus pescadores, las cuevas de Pindaya, la roca de Oro o las playas Ngapali son algunos de los secretos mejor guardados de este país.

El archipiélago de Mergui es una de las áreas más inexploradas, lo forman más de 800 islas desperdigadas en el mar de Andamán. Muy pocas están habitadas, solo son utilizadas como refugio de Monzones por parte de marineros que viven la mayor parte del año navegando. Podremos recorrer junto a ellos, estos islotes de playas urgentes en un crucero privado. Bucear en sus aguas cristalinas para disfrutar de su espectacular ecosistema, incluso podremos pescar nuestra propia cena. Es una de las magníficas experiencias que ofrece este archipiélago paradisiaco.

También tendremos la oportunidad de entrar en una ciudad prohibida a turistas hasta hace muy poco: Hpa-An y su templo en medio del lago Kyauk Kalap “jardín de agua” y realizar excursiones por un escenario de montes espectaculares, acompañados por 500 estatuas de Buda y unas vistas fantásticas.

Las maravillas de Myanmar están en cada pueblo y ciudad. Las miles de pagodas de Bagan, los pescadores acróbatas del Lago Inle, las sonrisas radiantes de Yangon y la alucinante diversidad de las gentes de Mandalay. Rudgard Kipling tenía toda la razón cuando dijo “Esto es Birmania, un país bien distinto a todos los que conoces”.

Los templos relucientes y Budas dorados de Tailandia, caracterizan tanto el paisaje rural como el moderno. El corazón de Tailandia es una mezcla de arrozales, bosques tropicales y pueblos,  en la zona del norte donde los bosques y campos chocan con las montañas dentadas y cascadas plateadas.

Comenzaremos nuestra andadura en la capital, Bangkok, una ciudad bulliciosa y vibrante que ofrece una cocina excepcional y algunos de los tesoros más importantes del país. Partiendo de Bangkok, nos aventuraremos fuera del camino convencional para descubrir un lado más auténtico de Tailandia. Seremos testigos de las tradiciones atemporales y los monumentos históricos en Sukhothai y Lopburi, luego nos dirigiremos hacia el norte para explorar los espectaculares pueblos de las Tierras Altas cargados de cultura. Nos alojaremos en encantadores hoteles boutique para completar nuestra única estancia.

Podremos unirnos a los retiros de meditación en Chiang Mai, festivales religiosos en el noreste de Tailandia, descubrir las cuevas subterráneas en Kanchanaburi y Phetchaburi, y templos en la cima de colinas en el norte de Tailandia.

En las islas, Tailandia ofrece un menú variado: jugar en el suave oleaje de Koh Lipe, bucear con tiburones ballena frente a Koh Tao, escalar los acantilados del mar de Krabi, hacer kitesurf en Hua Hin, salir de fiesta en Koh Phi-Phi.

Atrás

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies