Oriente Próximo

Emiratos Árabes

previous arrow
next arrow
Slider

Sin duda Dubái es la estrella que reluce de Emiratos Árabes, la ciudad que parece sacada de una película de ciencia ficción, con rascacielos emblemáticos, islas artificiales, enormes centros comerciales y playas palaciegas. Más allá de Dubái, nos aguarda un mosaico diverso de seis emiratos más, cada uno con un carácter y encanto particular.

Abu Dabi, la capital de Emiratos Árabes Unidos y gran productora de petróleo, se está posicionando como un centro cultural, deporte y ocio. El museo del Louvre, en uno de los desiertos más espectaculares del mundo es una visita obligada. El Louvre junto al recién construido Museo Guggenheim y el futuro Museo Zayed, hacen de Abu Dabi uno de los centros culturales más importante del mundo árabe. Podremos asistir a la mayor celebración de las artes en los Emiratos, que durante los meses de febrero y marzo acoge a los mejores artistas internacionales. Visitaremos la mezquita Sheikh Zayed, construida en 2007 que es la más grande y espectacular de Emiratos.

De Abu Dabi llegaremos a la vasta región de Al Dhafra, que está dominada por los tramos del norte del desierto de Rub ‘Al Khali. Su silencio mágico se ve interrumpido solo por el susurro de las dunas que se desplazan hacia Arabia Saudita.

Al norte de Dubai, Sharjah contiene un arte y patrimonio esplendidos, mientras que los pequeños Ajman y Umm Al Quwain brindan destellos de la situación previa a la expansión petrolífera.

Ras Al-Khaimah se encuentra entre las poderosas montañas Hajar, mientras que para poder disfrutar de la mejor natación y buceo, nos dirigiremos a Fujairah y divagar en las aguas cristalinas del Golfo de Omán.

 

Atrás

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies